Jesheral

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Hace muchos años, se los cuento en verso

nos asustó conocer por dentro,

que nuestro planeta, no era el centro

del hermoso e infinito universo.


Pero, en el siglo pasado, alguién dijo:

-Que esto quede en nuestra mente fijo:

El hombre no es esencialmente distinto,

a los otros seres que habitan la tierra,

y aunque ello, sin quererlo nos aterra

lo aceptamos tan solo por instinto.

 

La idea de perder de manos, ahora,

de una criatura producto de nuestra invención,

como lo es la funcional computadora

nos agota la paciencia con justísima razón,

pues quedaría en ella, monopolio y ciencia

que hasta hoy tenemos de nuestra inteligencia.

 

        Moraleja.

 

Escuchen todos, con tranquilidad y calma.

Entre el hombre y la computadora

solo existe diferencia, se los digo ahora,

ella no tiene, como él...¡su alma!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.