Donaciano Bueno

Manadas

- Oiga, señor, ¿usted no es de por aquí?

de improviso oí que ayer me preguntaba

un hombre con babuchas y chilaba,

pues nunca por este barrio yo le vi.

 

-¿Es a mi, a mi?, dudando replicaba:

disculpe usted, señor…¿cómo se llama?

-Mohamed, para servir a Alá y a usted

-¡ah, Mohamed, vaya, vaya Mohamed!

por su aspecto eso mismo imaginé

al notar de su persona tal atuendo

dado que de disfraces algo entiendo

y que un sexto sentido voy teniendo

para detectar sin duda una manada.

 

-A mi, verá, no me identifica nada.

ha de saber usted que yo no tengo

ni dios, ni patria, señor y menos lares,

que yo soy de aquí y allende de los mares,

humilde, un caminante sin destino

que, cual Machado, va haciendo su camino,

incansable y proceloso trashumante,

que a veces mira atrás o hacia adelante

para un día se marchar por donde vino.

 

Nadie me conocerá por mis andares.

pues yo soy yo y no tengo referentes,

las cofradías me son indiferentes

rehén sólo yo soy de mi y mis avatares.

Comentarios2

  • bambam

    Muy buena reflexión amigo Don
    bambam

    • Donaciano Bueno

      Es preciso que la gente haga uso de algo que todos tenemos pero que muchos no saben que lo tienen ni para qué sirve. Se llama cerebro. Una saludo y gracias

    • María

      Un gusto tus versos.
      Abrazo,
      María.-

      • Donaciano Bueno

        Gracias María. Como quizás no conozcas al personaje que ilustra este escrito, te lo descubro. Se trata del jefe de la oposición al gobierno aquí en España, Alfredo Rubalcaba, una claro ejemplo de funambulismo. Puro disfraz. Saludos,



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.