Hugo Emilio Ocanto

FIEL LAS 24 HORAS (POEMA)


AVISO DE AUSENCIA DE Hugo Emilio Ocanto
Amigas, amigos. Me ausento por unas semanas,
debido a que tengo a mi hermana enferma,
y debo atender.
Como siempre que me ausento, he de extrañarlos.
Hasta mi regreso, amig@s del alma.

Sensibiliza y enternece

verlo allí delante del portón.

Bajo el sol, la lluvia, 

el viento, en invierno, en verano.

Es el frente de un taller

mecánico de autos.

Es, como si fuese

el dueño del local.

No,es un fiel perro

las veinticuatro

horas del día.

Mientras sus dueños

trabajan, él entra y sale

del taller.

Cuando dejan de hacerlo,

el fiel perro se queda afuera,

delante del local.

Así, todos los días del año,

las veinticuatro horas.

Al cerrar el taller,

lo dejan fuera.

Para que custodie

la entrada.

Para que los vecinos

le den de comer,

y lo hacen realmente.

Está expectante de la llegada

de sus dueños.

Sus bastas orejas

escuchan el sonido

del motor del vehículo.

Al llegar éstos,

los recibe con gran alegría,

y lame a cada uno de ellos.

Los acaricia, los besa.

¡Cuánta fidelidad!

Un perro negro,

un animal dócil e inteligente,

fiel, siempre fiel.

Todo el barrio lo ama.

Tom lo he bautizado yo.

Si tuviésemos los humanos

la fidelidad de estos animales...

Derechos reservados del autor (Hugo Emilio Ocanto - 01/04/2014)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.