Darío Ernesto

Tu boca infiel

En mi boca pernoctaron tus labios, la miel y la amargura
Cual golondrina en las brumas y los vientos
Cual paloma mensajera sin destinos
Bebí como un pájaro enjaulado en la premura.

Cordel de hilos de plata y alma
Enramé sueños en las horas más terribles
Esculpí de mil formas los tallos y tus brotes
Fui rocío, valle y luz de primavera.

Enamorándome de tus manos, y tus ojos
Cual palomo huérfano he buscado tu caricia
Y con limosnas, conformaste a mis manos.

Fiel testigo mi alma, te persigue por las noches
Por los caminos que fueron huellas
En penumbras, vibra mi ser con tus besos infieles.

Autor: Dario Ernesto Muñoz Sosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.