L. Roberto M. Uriostegui

¿Por qué no eres las demás?

Veía tu cuerpo moverse agraciadamente,

a lo lejos mi mente pensaba solo en ti,

Creí que tu sonrisa dirigida solo a mi

llenaba mis ojos que no dejaban de mirarte.

 

¿Por qué no eres las demás?

Porque no puedo ver a otras personas

ni tampoco reconocer otros aromas

sin que a mi recuerdo venga tu hermosura.

 

¿Por qué te veo aunque no pueda verte?

Porque te siento aunque no pueda tenerte,

imagino nuestros ojos viéndose, en mi mente

e imagino la textura de tus labios jóvenes.

 

¿Por qué no eres las demás?

Porque no eres las sonrisas

no eres tampoco las miradas

porque eres mi agonía y mi vida.

 

¿Por qué no estás conmigo ahora?

Quizás esa es mi peor pregunta

pero mírame a los ojos nuevamente

y déjame perder en tu ternura.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.