syglesias

PENAS del ALMA


Voltea a verme a los ojos, no importe que al hacerlo una lágrima tardía vea brillar en tu rostro y luego puedan ser dos, porque de ser así, aquí tienes el hombro firme del buen amigo para que desahogues las penas del alma, ya que a pesar de todo no soy el enemigo que crees tener, frente, declarado a las puertas de tu corazón que desvela tus sueños más queridos, soy razón y existencia, la misma que desesperadamente siempre has intentado borrar, haciéndote llorar en soledad al nunca poderme, olvidar..., syglesias.


las penas del alma,
enlutan el corazón,
nublan la razón
y afligen la ocasión
que podría llevar
a una ansiada reconciliación...


Las penas en el alma,
ni el licor las mata, viven
en nuestro pecho.
algunas toda la vida,
otras sin sentir pasan y volando se van
bambam


nuca podre no lo niego
tu amor es eternidad
siempre acuestas lo llevo
es mi tesoro oh mi condena no lose
pero a si es


Penas del alma,que declinan hacia nuestro suelo
tristes versos,
la tierra madre, te llama,sin despedida,
la vertiente se agota
poetas afligidos,sin suspiros, en su sueño de letras
ello es pena, saber que solo respiramos
con el cuerpo sediento y afligido
que el escribiente finje, sin inspiracion
¡Tanta pobreza de palabras!
Sin trascendencia. en mis venas
sin encrespar la piel.
Esqueje que engaña,fruto acido
racimo bello de uvas pasmadas
uvas de otoño,sin madurar
entre sus propias sombras.
Dario Ernesto Muñoz Sosa


el dolor esta presente
en un corazón que palpita,
un sentimiento que lastima...
Una pena que nadie evita.
Una vida que se hiere
de un amor que hoy se muere,
una mente que prefiere
escribir su pena
porque aún siente que la quiere...


Del cielo un ángel te vino a buscar, te costaba tanto respirar, ella se acercó y toco tu mano, despertaste y te largaste a llorar. Se acercó y al oído dijo es momento de marcharse, tú no pudiste decir nada es que en tu cuerpo ya no estabas.
Sentiste el alivio y en tu pecho, ya no había dolor, le pediste un favor al ángel y con una sonrisa te contesto, solo no te demores tanto él nos está esperando.
Apurado entraste a mi cuarto, me llamaste y yo no entendía nada, dijiste: no te preocupes por mí, ya me tengo que ir, te agradezco el esfuerzo que diste pero es mejor así, te grite que no me dejes, pero te desvaneciste, me desperté y corrí a tu cuarto , ya no respirabas más, en tu rostro una sonrisa, en mi alma una pena difícil de sanar.
LeAnDro...


Voltea a verme a los ojos, que esta puede ser, la última oportunidad que tienes de ver frente a ti antes de partir a la persona que siempre fue lo primero y principal que deseabas tener cada amanecer al despertar sobre tu pecho desnudo, para que con un beso de buenos días te amara, diciéndote con palabras que acariciaban los oídos, cuanto era lo que te amaba, vida mía..., syglesias.


lo primero al despertar
eres tu cariño mio tu estas en todos
y cada uno de mis sentidos si no te puedo ver
si no te puedo ver ya no habrá mas risas
mas suspiros de sobra sa ves sin ti no vivo


¡OH, pena de mi alma como dueles
¡Ay ,pena que llevo pausadamente
Las lágrimas flotan recorren mi rostro
Con pena y desespero
Vivo y me apego tan solo al día nuevo
Respira mi espíritu calma mi alma


Sensaciones de soledad
palabras que se ahogan en silencio
murmullos ensordecedores que con crueldad
llegan volando en las alas del viento
y retumban en mis oidos y me roban la calma
haciéndome temblar de escalofrío
acrecentando así los sufrimientos
que me ocasionan tantas penas en el alma.
Winda


sin ti no quiero nada se muere el alma
se acaban mis sueños si no te veo muero
mariarl



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.