Zel Rosenthal

Mi árbol se está muriendo...

Ayer descubrí qué las hojas de mi árbol están algo secas,

que se cansaron de esperar a que tú vuelvas...

Quizá no recuerdes a que árbol me refiero,

se me olvidaba que hay cosas que a veces no te importan 

tanto y prefieres no guardarlas en tu memoria...

Así que voy a aclarártelo, estoy hablando de ese árbol que nació de la semilla donde depositamos

nuestras ilusiones, deseos y aspiraciones, a la que la transmitimos todo 

nuestro amor...

Aquella semilla de la que, al poco tiempo de sembrarla juntos, decidiste olvidarte... 

dejarla a la deriva, abandonarla en el campo de la incertidumbre...

Pero yo no pude hacer lo mismo que tú, así que seguí regándola con 

agua del pozo de la esperanza, porque en el fondo mi corazón creyó que

algún día volverías a nosotros...

Y logré que esa semilla, diera lugar a un árbol hermoso, lleno de frutos dulces.

Pero algo le pasa... se está marchitando...

me parece que ambos nos estamos percatando que tú jamás volveras...

que aunque apareces constantemente en mis pensamientos y en mis sueños

no lo harás en la realidad...

que aunque desee con todas mis fuerzas que vuelvas a ser mío, eso no podrá ser...

porque nunca lo fuíste...

Mi árbol se está muriendo y yo con él...

Comentarios2

  • Guardianzk

    Aunque nada es eterno
    hay robles que vivirán mucho tiempo

  • El Hombre de la Rosa

    Hermosa y gratificante la lectura de tus letras de amor amiga Circe
    Un abrazo de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.