ralowerl2

NADA

Nada,

Nada, es más hermoso que tu risa,

Y el brillo inmenso de tus ojos…

 

Nada,

Nada, en el pulpito de la vida

Que consagra la fe,

Como el gorrión que posa en la rama

Y canta con fuerza en la mañana,

Rezumbando en el silencio,

Con cantico de alegría.

 

Nada,

Nada, es más traslucido que mi conciencia,

Que entre la falda de la montaña

Y ese bordillo de tinieblas

Los rayos de luz dejan ver,

Que belleza, que belleza

Entre rosas lo más predilecto y deseado,

 

Nada,…

Es más hermoso y sensual

Que tus piernas al caminar,

Rebotando entre nubes

Como cascada al sonar

Caída de agua

Armoniosa, como cantico

De sirena

Que encanta mis oídos

Y me deja en el olimpo.

 

Nada,… nada,

Tendría el predilecto  de estrechar tu cuerpo

Quedando impregnado de ese rico hedor,

Nada,

Tiene más valor que tú,

Si en tus ojos, son como el agua cristalina

Dejando refleja, El deseo de Cupido,

Deseo que me invade cada día,

Desesperante,

Como la rasquiña.

Nada, quita la sed del sediento que el agua,

Al tocar sus labios sediento.

Senos, senos tan cálidos y suaves

Que amamantas  y en tus pechos se mantiene la vida

Vida del infante que un día veras crecer,

Leche que sustenta

Como la madera firme, como el cimiento

De biga, que se da

Con ese amor maternal.

 

Acurrucadme entre tus brazos

Y dormidme en tus pechos

Abrazados con el fuego cálido

De nuestros cuerpo.

Como la estilla que arde

y se esfuma al tronar con el sol.

 

Crepúsculo que con las últimas lágrimas de luz

Dejan ver tu silueta,

Tan ceñida y esbelta, acariciada por la seda

Que ninfa de mis sueños,

Diosa de la naturaleza

No me dejes morir

Sin probar

Esos labios candentes

Que os deseo tan fervientemente.

 

Nada me haría más feliz

Si nada nos separara

Si la distancia no fuera nada

Nada en el cáliz.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.