Antonio Mol

Nocturna Obsesión

I

Por las noches te veo y no resisto dejar de verte.

me atrapas, me dominas, me seduces…

eres como la gravedad, me llevas a ti.

II

Imposible verte y no preguntarme:

¿por qué eres tan bella?

¿qué tienes que me cautivas?

III

Cada noche me planto en mi ventana sólo para verte,

y admirar tu exótica belleza.

¡Ya no puedo más!

Me rindo, me entrego a ti.

IV

Quiero ir a tu lado, pero no puedo,

pues muy distantes estamos.

Sólo me conformo con verte,

con verte cada noche.

V

Me consuela saber que me ves,

y que tu luz me acompaña.

Luna ¡Oh querida Luna!

Eres mi nocturna obsesión.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.