Javier Ascanio

Amada mía

Amada mía, señora inspiración

Hoy tocas a mi puerta después de tanto tiempo

Vienes vestida de tan claros ojos, juventud infinita

Y anochecido pelo

 

Mariposas de azul tus manos intranquilas

Seducen mis heridas recientes en mi pecho

Absorbes con tu risa mis penas y alegrías

 Cabalgas somnolienta en potro de viento.

 

Por cuantos caminos, cabalgando te he buscado

Sin lograr apenas encontrarte

Ríos, esteros y sabanas

Montañas y lagos

Cielos y mares

 

Me dejaste tu recuerdo circundante entre mis venas

Mi garganta envenenada con lo amargo de tu adiós

El recuerdo taciturno de nuestro último encuentro

Cuando en súbito beso lloramos los dos.

 

Vestida de claveles salpicada de orquídeas

 Tiara de rosas en tu  cabellera

Pensar que en mis ramas, el invierno se anida

 Y en las tuyas llevas tanta primavera

 

Ahora que me abrazas, no digas nada

Guarda mis labios en tu silencio

En tus cálidos brazos descansa mi alma

Y en tu corazón mis sentimientos.

 

Amada mía, señora inspiración

Te espero en cada rincón de mis letras

Justo allí donde puedo amarte

Con esta incontenible fuerza

 

Al saber de ti,  necesito abrazarte

Y darte un "te quiero" con manojos de silencio

Quiero tus labios leyendo estas líneas

 Mientras te espero en la cima de mis versos.

 

Vuelve pronto amor, señora inspiración.

 

 Askier 01/03/14

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa muestra de como describir el amor amigo Askier
    Saludos y amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.