Esteban Mario Couceyro

Se detendrá el tiempo...

Entre tus ojos y los mios 

se detendrá el universo

como el vuelo de un colibrí.

 

Que será de las nubes

y que harán las monedas 

calentadas en la mano del avaro.

 

Que hará el cantor

enmudecido

y el pecho lleno de palabras.

 

Como esas no dichas jamás

o aquellas vacías de amor

repetidas sin pudor.

 

Que será del disparo

que no llega

sabiendo a quién espera.

 

Entre tus ojos y los míos 

el universo se ha detenido

en un silencio lento.

 

Solo nuestro beso iniciará

el nervioso vuelo

del fabuloso colibrí.

 

Dejando oir

el tintineo

de las monedas al caer.

 

Del encuentro ansiado

de la carne

ante ese disparo.

 

Y de todas las pequeñas cosas

detenidas, como el canto

y las mil palabras dichas.

 

Solo el beso

enciende la vida

detenida en nuestra mirada.

Comentarios2

  • Paco Jose Gonzalez

    Al amor no lo detiene nada, un abrazo.

  • Carlos Manuel Larrea

    Como quien atraviesa un desierto, en el último momento, he dado con este poema. No hablo de fatas morganas ni de oasis: Es simplemente una obra maestra.
    La primera estrofa ya es, en sí, un poema.

    La vida, en símbolos, en suspenso.

    Con virtuosidad, en la séptima estrofa, se pone ese detenido mundo en movimiento.

    Felicitaciones, Esteban.


    Carlos

    • Esteban Mario Couceyro

      Estimado Carlos, tus conceptos, emocionan las vallas de mi personalidad, quizá visualizas con mayor agudeza, lo escrito por mi.
      Te aseguro que me lleva la inconsciencia y la mayor carencia de objetivo, solo escribo con el fluir de la mente, como un escriba esclavo de la realidad.
      Te agradezco



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.