Adolfo Cano

el halcon

EL HALCON

Soy el halcón,

En las alturas suspendido

Con las alas extendidas,

Espero,

Expectante,

Tu vuelo solitario.

 

Entonces, apareces

Única, breve, diminuta

Y en un movimiento sorpresivo,

me  lanzo en picada

Sobre tu cuerpo frágil.

Te atrapo. 

Desvío la dirección de tu vuelo

Hacia mis peñascos solitarios,

Donde nuestro amor familiar hace pausa;

Donde compartimos

los trofeos de caza

Y anidamos,

unidos para siempre,

en los valles fértiles y las paredes rocosas

de nuestro amor.

Noviembre, 2013



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.