Esteban Mario Couceyro

El cielo de los injustos

Hay un cielo

donde llegan los injustos

opaco de luces y fétido en aromas

es un cielo contrapuesto

donde la maldad, es belleza.

 

Hoy ha llegado el tirano

es un hijo dilecto del mal

sus pies van dejando un rastro

de sangre y mierda

irrumpe altivo

con dorados entorches

de inmediato se forma

una cohorte de malvados

dándole vítores y escándalo

hasta que el fuego del averno

una vez más los lleva a cenizas.

 

Hay un cielo negro

de hollines

soledad y espanto.

 

Comentarios3

  • Paco Jose Gonzalez

    Si, es ese cielo donde irán todos los buenos de boquilla, que despues masacran al prójimo, bonito poema, un saludo.

    • Esteban Mario Couceyro

      Cada uno en su tierra, a soportado a señores que se creyeron tales. De todas formas es solo un deseo póstumo...
      Gracias

    • El Hombre de la Rosa

      Una maravilla tu hermoso poema amigo Esteban
      Saludos de Críspulo

      • Esteban Mario Couceyro

        Críspulo, malcrías mi ego..., yo solo relato lo que observo, el mérito es de los otros.
        Gracias

      • anbel

        No sé si lo hay.. Creo que a veces el infierno ya convive con nosotros.... En realidad hasta dudo que haya ese cielo que por tradición nos inculcan. Un abrazo

        • Esteban Mario Couceyro

          Es un consuelo, medio tonto, pues supongo que el presente que les toca vivir es el verdadero infierno, para cada una de sus almas. El alma es intrínsecamente pura, por eso nacemos con una, que se aleja a lo largo de la vida, para finalmente regresar en el momento de la muerte, generalmente con la angustia de lo hecho durante el vivir.
          Un abrazo.
          Esteban

          • anbel

            Así lo creo también



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.