Fimer

nuestro mundo en realidad...

 

Me resulto nefasto enterarme de que la mentira estaba en todos lados,

que la aspiraba, la excretaba, y los oradores la recitaban todo el tiempo.

Pero eso tal vez pude esperarlo en pensamiento tormentoso de media noche,

realmente lo que me destrozo, fue descubrir que no habia otro mundo,

que fue un invento que creí, que inventaste para mi.

 

Era espeluznante saber que siempre yo iba a perder, asi que,

Tome en el acto un cincel y lo apunte donde estaba mi corazón,

al instante este se acelero a tal punto de hacerme temblar por completo,

de pronto un intenso miedo camuflado en compasión me hizo aflojar la mano,

dejando caer al suelo mi oportunidad de acabar, no con mi vida, 

sino con el miedo de vivir fuera de esta mentira.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy amena y preciada la lectura de tu genial poema amigo Fimer
    Saludos de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.