horaciojose

Tu piel hoy tiene olor a barrio


Tu piel  hoy tiene olor a barrio
Lento te recorro en esta playa austera
La luna me da dos luces para verte
Una es brillante y cierta, 
La otra se ha caído en el horizonte
Las nubes arriesgan una lluvia sin permiso
En tanto
Vos robas las sombras blancas de mi árbol
Pones los azules crepusculares en tus ojos
Mientras la tarde te abandona a la suerte
Rociada de frutos me acercas la fémina a mis labios
Rescato esta siesta casi aburrida y sin arrullos
Con precarios silencios de un marzo tan anunciado
Doy vuelta a la página que quedó en blanco 
Y te llamo, desde algún lado te llamo
Tal vez oigas las campanas del desasosiego
Y volvamos a comenzar entonces desde un nuevo cero
Cuando el sol se hunda bien lejos, te hare la cena
Beberemos tu vino frio
Un desmesurado canto dirá te quiero

El poeta se irá a los fondos de la palabra nula
Recogerá al hombre común del empedrado viejo
Haciendo innecesario el rito y el día nuevo
La playa estará en el mismo punto que ayer, sin bordes
Dejaré al mar alinearse frente a tu cuerpo
Juntaremos las preguntas y las haremos un castillo
El agua salada las hará mentiras 
Mañana un chico jugará a la pelota sobre los restos
Empezará otra historia, esta vez será nuestra

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy amena y preciada la lectura de tu genial poema amigo Horaciojose
    Saludos de Críspulo

    • horaciojose

      gracias compañero



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.