cami-de-sirga

¿Dónde estás?

¿Dónde estás?

(sobre Dios y los porqués)

 

A veces, ensimismado mirando al Cielo,

que es la profundidad de mi Alma,

me pregunto el porqué y el paraqué

de tanto dolor, miseria y desconcierto.

 

No hallo respuestasa esta mi pregunta

como si Aquél premaneciera mudo,

despistado, ajeno a los avatares de lo humano,

semejando tentar lo que es mi fundamento.

 

No es una pregunta retórica, absurda,

ni mucho menos pretende ser un reto,

¡qué va! Es más, ni siquiera es una queja,

es, sólo, un suspiro frente a lo Eterno.

 

A pesar de ello, no cejo en mi empeño

de descubrir el misterio que ello en cierra.

Sé que es una pregunta que a Dios acerca

pero también que a muchos, de Él, aleja.

 

Pero consciente de mi herencia pitagórica,

sé que más importante que la respuesta

lo es la pregunta…

porque si ésta no es válida

nunca lo será la otra.

Comentarios5

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tu poema amigo Cami de Sirga
    Saludos de amistad

  • ClaudiaAlheli

    Dios no se aleja, somos nosotros que lo alejamos de nuestra vida, que no queremos escucharlo, y entonces lo culpamos de no querer escuchar.
    Búscalo, trata de escuchar su Palabra, el siempre estará dispuesto a escucharte y sobre todo... responder.
    Precioso poema!!! Un placer leerlo.
    Saludos, un grandísimo abrazo. Hacía tiempo que no te leia, fue una agradable lectura.
    Claudia Alhelí Castillo

  • micaela fernandez

    Hola Poeta! Preguntas q todos nos hacemos, siempre y a diario, tenemos tantos porque, tantas quejas y ni siquiera podemos hallar un culpable distinto que nosotros mismos.
    lo he pensado seriamente....como en las huelgas.que hacen los trabajadores reclamando sus derechos,..podriamos hacerle una huelga a Dios?
    ja! No creo que funcione.

    genial tu poema. Un fuerte abrazo para ti. Mica

  • Elida Isabel Gimenez Toscanini

    Sabés, me hago la misma pregunta?
    y me coy cuenta para qué lo eterno siempre estamos buscando afuera echando la culpa a otros se el gobierno sea la iglesia se a el vecino sean los padres sean los hijos sea el trabajo sea el novio la novia el esposo la esposa
    Tal vez entre tantas mentiras, tantos cuentos, quizás debamos dejar la comodidad de la tecnología, la de danzar con la imaginación y dar el primer paso, descalzarnos los pies, pisar el barro y caminar al lado del desposeído, de quien simplemente necesita nuestra mirada nuestro afecto, nuestra mano para levantarse y, empezar de nuevo ¿No? Tal vez debamos despojarnos de las viejas ataduras y vestiduras para ser criaturas nuevas llenas del Espíritu Santo. Ojalá así sea!!! Cariños Elida

    • cami-de-sirga

      Hola Elida. Interesante reflexión de queja-denuncia de lo que hemos hecho con Dios los que , en muchas de las veces, creemos poseerlo ¡vaya insensatos! como diría Pablo a los Gálatas. Te propongo el reto de ir dialogando sobre el tema

      • Elida Isabel Gimenez Toscanini

        Gracias Pere!!! Que estés bien!

        cariños! Elida

      • lbis

        Me siento muy orgullosa de leerte y darme cuenta q no soy la única eres tan grande tu si que vale estoy muy satisfecha de haber puesto un granito de arena ,para que nos vuelvas a escribir y llenes nuestras almas.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.