Esteban Mario Couceyro

En la mesa

Encontré tus ojos...
y los esquivé, sofocado
en la idea de ser inoportuno.

Pero el impulso me lleva
una vez más a ese encuentro.

En la mesa, todos comentan amables
haciendo el marco ideal
a mi necesidad de hablarte.

Otros ojos, son los tuyos...
me miran quietos, francos
dejan que los mire
tu boca, entre abierta...
invita tentadora, amistosa.

La distancia que nos separa
se anula, percibiendo
la cosquilla de tu rubor...
hasta que por fin
elevaste tu mirada
salvando la mía.

Entonces, pude observarte
desesperada deglutir
el bocado que te atragantaba...

Tomé la copa de vino
y paladeándolo
continué el dialogando
no sé que, con no se quién.

 

Comentarios4

  • Paco Jose Gonzalez

    Un verdadero placer leerte.

    • Esteban Mario Couceyro

      Gracias por tu comentario, supongo que tu placer fue tanto como el mío, al saber de de ello.

    • Margarita Dimartino de Paoli

      EL AMOR NACE EN UN CRUCE DE MIRADAS, NO INPORTA DONDE, EL LUGAR ES LO DE MENOS... LO IMPORTANTE ES EL FLECHAZO QUE PRODUCE ESE MIRAR...!

      ME GUSTÓ LEERTE.-

      UN SALUDO EN LA DISTANCIA.-

      MARGARITA

      • Esteban Mario Couceyro

        Gracias por tu comentario, personalmente supongo que el amor, mas allá de lo físico, es la puerta que nos franquea la trascendencia, es tan difuso el amanecer y tan largas las sombras, que solo el amor nos asegura la realidad.
        Bella ciudad Mar del Plata, he vivido en ella y hoy la tengo como un amor olvidado.

      • El Hombre de la Rosa

        Muy grata y amena ha sido la lectura de tu gran poema de amor amigo Esteban
        Saludos y amistad
        Críspulo el de la Rosa

        • Esteban Mario Couceyro

          Estimado Críspulo, tus conceptos pesan como medallas fulgurantes, prendidas en una casaca un tanto grande, para mi...
          Me veo obligado a crecer y poder soportarlas con justicia.
          Gracias

        • Carlos Manuel Larrea

          He leído los dos últimos poemas, que no los había descubierto antes, pese a que busco con avidez cosas que valgan la pena...

          Este es el tipo de poesía que a mí me llega, por ser original, auténtica.

          Gottfried Benn, un poeta alemán, opina que en la vida no se escriben mucho más allá de siete buenos poemas.

          Claro está que es una exageración, pero sonrío cuando veo el número de "poemas" que algunos creen haber compuesto...

          El poema del ascensor me ayuda a comunicarme mejor con la realidad.

          Saludos,

          Carlos

          • Esteban Mario Couceyro

            Estimado Carlos, opino al igual que vos, que el poema debe ser comunicante de una situación particular, en un principio para el autor y que por esa cosa sutil que mueve nuestras mentes, termina resultando simpática al lector, seguramente desde un punto opuesto de observación.
            Me resisto a creer en la magia de todo esto, deseo que solo sea un truco mas o menos hábil, pero misteriosa es sin dudas la vida, tal como la entendemos.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.