Pedro Perez Vargas

Te extraño

Te extraño, como extraña el anciano, la fuerza perdida
Como en invierno, extraña el árbol, aquellas hojas caídas
Como extraña el vencido, la oportunidad perdida
Te extraño locamente amor, aunque no te lo diga

Te extraño, cuando mi boca busca, con pasión, un beso
Cuando en las noches frías, tú no estás en mi lecho
Cuando quiero ir detrás de ti, y  me encuentro preso
Escribiendo en éstas páginas, éstos tristes versos

Te extraño, cuando duermo, y tú no estás en mis sueños
Cuando tengo sed de amarte, y no puedo ser tu dueño

Te extraño, como extraña a su madre, un niño con miedo
Como extraña la luz del sol, el anocheciendo cielo
Cuando siento que mi sangre se ha convertido en hielo
Y no encuentro el calor de tus abrazos, los que anhelo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.