Raul Gonzaga

Llanto y desvelo

Es la vida como un manto, bello manto colorido,
Un engaño del sentido, sortilegio del encanto;
Una puerta es la mirada, las ventanas, los oídos;
Los olores consentidos dejan la boca encantada;


Y qué decir de la piel, que nos conduce ligeros
De la tierra a los luceros, por, de placeres, la miel;
Y cuando al fin te liberas del dominio elemental,
Contemplas que lo ideal, fueron sombras pasajeras;


Y con la mente fustigas, a la causa del engaño,
No el sentido, sino el daño, por el hambre que mitigas;
Vivimos en cruel prisión, hecha toda de mentiras
Donde por todo suspiras y rompes tu corazón;


Pero todo es obsesión, simplemente necedad
De no mirar la verdad y engañar al corazón

Pero es difícil mirar tras del velo, tras del manto

Cuando en los ojos hay llanto y en el alma, cruel desvelo...

Comentarios5

  • Maria Hodunok.

    MARAVILLOSO, POETA.

    • Raul Gonzaga

      María Hodunok, tu que has vivido momentos muy difíciles en tu amada Argentina, comprenderás mis locuras; sufre uno por el mal de todos y cada uno de nuestros seres queridos, ¡cuánto no dieramos por verlos felices!; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

      • Maria Hodunok.

        Amigo, leé mi poema de hoy, es un grito que me salió del alma.

      • Raul Gonzaga

        Sor Juana en su soneto "Este que ves, engaño colorido" nos dice que todo es cadáver, es polvo, es sombra, es nada; Calderón en su inmortal drama filosófico "La vida es un sueño", afirma que todo es una ficción; Góngora y Quevedo, en su poesía pintan lo breve de las cosas materiales; sin embargo, ¡cuánto, cuánto se sufre por su carencia!; carencias personales, familiares, sociales o mundiales -ahora con una economía globalizadora- que hieren y laceran sin piedad, carencias que crean una necesidad difícil de superar...

      • Paco Jose Gonzalez

        Querido amigo, hoy disfruto de las poesías de compañeros, que aman lo mismo que yo. Esto y buena musiquita.."lo mejó de lo mejó" para un domingo cuasi primaveral.

        • Raul Gonzaga

          Todo pasa y todo queda,
          pero lo nuestro es pasar,
          pasar haciendo caminos,
          caminos sobre la mar.

          Nunca perseguí la gloria,
          ni dejar en la memoria
          de los hombres mi canción;
          yo amo los mundos sutiles,
          ingrávidos y gentiles,
          como pompas de jabón.

          Me gusta verlos pintarse
          de sol y grana, volar
          bajo el cielo azul, temblar
          súbitamente y quebrarse.

          Nunca perseguí la gloria...

          Caminante, son tus huellas
          el camino y nada más;
          caminante, no hay camino,
          se hace camino al andar.

          Al andar se hace camino
          y al volver la vista atrás
          se ve la senda que nunca
          se ha de volver a pisar.

          Caminante no hay camino
          sino estelas en la mar...

          Hace algún tiempo en ese lugar
          donde hoy los bosques se visten de espinos
          se oyó la voz de un poeta gritar:
          «Caminante no hay camino,
          se hace camino al andar...»
          golpe a golpe, verso a verso...

          Murió el poeta lejos del hogar.
          Le cubre el polvo de un país vecino.
          Al alejarse le vieron llorar.
          «Caminante no hay camino,
          se hace camino al andar...»
          golpe a golpe, verso a verso...

          Cuando el jilguero no puede cantar,
          cuando el poeta es un peregrino,
          cuando de nada nos sirve rezar.
          «Caminante no hay camino,
          se hace camino al andar...»
          golpe a golpe, verso a verso.

          Saludos y un fuerte abrazo fraternal...

          • Paco Jose Gonzalez

            jjjjjjjjjjjjjjjjjj, Bravooooooooooooooooooo

          • Paco Jose Gonzalez

            Que bonito poema.....

            • Raul Gonzaga

              Gracias Paco José González, tu amistad y tu apoyo es inconmensurable; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

            • Ayelén

              Un gusto pasar
              por tus letras.
              Saluditos con afecto.
              Ayelén.

              • Raul Gonzaga

                Ayelén, más es el gusto por leer tus comentarios; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.