ldeluis

El maestro y el Buen Ladrón.

El maestro estaba viajando solo por una carretera, volviendo de un encuentro con otros maestros, cuando es impedido de seguir por un hombre:

—Oye, tú! Dame todo lo que llevas.

El maestro, entonces, responde calmadamente: —Lo siento, buen hombre, no llevo nada encima.

—Buen hombre? No ves que soy un asaltante? –respondió intentando mostrar aspereza.

 —Tú me dices que eres un asaltante, pero por encima de todo, no puedo dejar de ver que también eres un buen hombre —replicó el maestro.

Desconcertado, este hombre se marcha a casa sin percatarse de que le seguía el maestro.

Al día siguiente, el maestro resuelve volver al mismo lugar, esperando encontrar al asaltante, pero de ésta vez llevaba un cesto con frutas.

—Tú otra vez!  Espero que hoy tengas algo para darme —inquirió el asaltante.

—No es mucho lo que tengo, buen hombre —dijo el maestro—, ofreciendo el cesto con frutas.

—Otra vez con el de “buen hombre” —murmuró el asaltante, al tiempo que cogía el cesto y se marchaba sin mediar palabra.

El maestro, contento, toma el camino a casa, pero tal como lo había hecho con el asaltante, este le sigue sin que el maestro se percatara.

Al tercer día vuelve el maestro a encontrarse en el mismo lugar, cuando observa que el asaltante está arrodillado y, al mismo tiempo, es observado por este que le dice:

—Perdóname! Usted sí que es un buen hombre! Estoy avergonzado! Quiero confesar que ayer le he seguido, y he podido ver que vives muy humildemente y no tiene más suerte de la que pueda tener yo, sin embargo le he ofendido con mi actitud.

—Bien sé la suerte que puedes tener, amigo y buen hombre —dijo el maestro—, porque yo también le he seguido hasta su casa y he visto cómo hablabas a tu mujer y a tus hijos, cómo les explicaba tu dolor por hacer lo que haces, cómo les reconocía con humildad que cada vez que haces eso, cada vez que le quitas algo a alguien también te quitas a ti mismo la tranquilidad y la paz, reconoces el tamaño de tu cruz pero no culpas al universo de tu infortunio, y la suerte de ellos, a pesar de tu conducta, es contar con el amor que les tienes, esto sí es ser un buen hombre.

Y así es como ambos acabaron por regalar los cestos de frutas que habían traído, uno para el otro…

Comentarios8

  • Paco Jose Gonzalez

    Reitero lo dicho por EL POETA.

    • ldeluis

      Querido amigo, acojo con gratitud tus palabras...
      un abrazo,

      Luigi

    • María

      Un gran placer bucear por tu escrito, Querido Amigo =)
      Feliz domingo!
      Besos,
      Meri.-

      • ldeluis

        Querida amiga, puedes zambullirte cuando quieras...tienes mi gratitud, siempre.
        besitos,

        Luigi

        • María

          Sos un amor! Gracias!
          Besos,
          Meri: pd: Feliz comienzo de semana...

        • kavanarudén

          Mi querido amigo.
          Un gusto siempre leerte. Tus cuentos nos dejan siempre una enseñanza.
          Mil bendiciones.

          kavi

          • ldeluis

            Querido amigo, en la linea de lo que he comentado en tu prosa, el gusto siempre existirá, si mantenemos encendida la llama del conocimiento.
            un abrazo,

            Luigi

          • Dolores Medina

            Hermosa parábola estimado amigo,
            Nos deja buena enseñanza .
            Un gusto leerte.
            Un abrazo de amistad.
            Atte. LOLA.

            • ldeluis

              Querida amiga Dolores, muchas gracias por tus amables palabras,
              un abrazo,

              Luigi

            • El Hombre de la Rosa

              Muy grata y amena la lectura de tu genial prosa literaria amigo Ideluis
              Saludos de amistad de Críspulo

              • ldeluis

                Muchas gracias querido amigo Crispulo, un buen inicio de semana con todas las bendiciones,
                un abrazo,

                Luigi

              • la negra rodriguez

                Fenomenal enseñanza nos dejas hoy amigo, nadie sabe lo que padecen otros, por lo tanto no debemos ser pre juiciosos, gran lección.
                b esos.

                • ldeluis

                  Muchas gracias querida amiga, que Dios nos ilumine para recordar siempre sus lecciones,
                  besitos,

                  Luigi

                • Ayelén

                  Muy hermoso lo que escribes.
                  Saluditos abrazotes.
                  Ayelén.

                  • ldeluis

                    Querida amiga Ayelén, muchas gracias por tus amables palabras,
                    un abrazo,

                    Luigi

                  • santos castro checa

                    Magnifica lecciòn de amor, querido amigo Ideluis. Sabia enseñanza digna de replicar.

                    Abrazos mi amigo, y disculpa mis tardìos comentarios, el trabajo me esta absorbiendo.

                    Rudavall



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.