Fernando Martínez

Hola


Hola…

Esa fue la mágica palabra

Que inicio nuestra historia.

Y te amé…

Desde ese momento sagrado

Que mis ojos conectaron los tuyos;

¡Oh mi vida!

Esa mirada que cura mi alma herida

Esa mirada que grita ya no busques

Esa mirada que sutilmente dice te encontré,

Estas aquí enfrente mío

Y esos tus ojitos tiernos y profundos

Danzan sin cesar la locura de una pasión.

Y encienden en mí esa llama,

Quién diría… eso es amor

¡No me quemes!

¡No estoy listo para amar!

Tantas respuestas para preguntas jamás hechas

Tanto amor para un corazón sin entregar

Tanta esperanza yace en mi morada; o mejor dicho,

En mi nueva casa, allí en tu corazón.

Queda claro como todo conspira

Desde ese hola… hasta ese abrazo intrigante

Entre tu alma y la mía

¡Oh niña!

¿Qué le haces a mi cuerpo?

Sudo, duermo y siento que no despierto

Ya no se cual es mi pensamiento

O cual es mi realidad.

Parpadeo y te veo sonriendo

Luego me doy cuenta que también lo hago

Y es que mi cara no puede disimular que te amo…

Hola…

Esa fue la mágica palabra

Que inicio nuestra historia.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa y bella la lectura de tu poema estimado Noel Lyra
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.