h b k

Dulce amante sin paz

No fue un sueño fue realidad

Irene me amaba de verdad

Me quito el sueño y me quito la paz

Pero ellos me quitaron una mujer leal

La amaba con todos sus defectos

Ella me amaba con codo su afecto

La noche fue su aliada

Para lograr su plan malvada

Me amarro a su cuerpo calmada

Para negarme no hice nada

Como te extraño Irene

Te extraño tanto Irene

Sin ti sentido mi vida no tiene

No olvidare esa noche por siempre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.