Cefiro

Estamos de paso

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

los días corren como niños,

las estaciones pasan sin cesar,

los vientos sacuden nuestros rostros.

Nosotros, mudos y absortos,

contemplamos esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

juventudes insulsas corren como perros

en busca de placeres y vanidad,

el sol quema nuestros cuerpos,

el agua perfora la roca y nosotros,

contemplamos esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

el tiempo no me da tregua,

el tiempo no me tiene piedad,

los días de mayo pronto acabarán,

las rosas de diamante se secarán…

y contemplamos esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

ayer fui niño, hoy soy adulto,

mañana seré viejo, cargado de soledad,

mirando la fugacidad de la vida,

añorando mis años de mocedad

y hoy contemplo esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

recuerdo mis años de inocencia,

y quisiera detener el tiempo,

para gozar de eternidad,

pero mi deseo es en vano y me toca

contemplar en el silencio esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

los hombres se matan, los hombres se odian,

desprecian la hermosura de la vida,

desfilan con los estandartes de la muerte,

no entienden, no razonan, no aman,

sólo nos basta contemplar esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

¡Oh frescas mañanas! ¡Oh flores de cristal!

¡Oh niñez eterna! ¡Oh juventud sin fin!

Nos deleitamos en placeres sin razón,

gustamos mucho, envejecemos pronto,

para contemplar esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va,

andamos cual buitres en este valle de sombras,

en busca de carroña, teniendo pan de sobra…

¡Oh estupidez humana que nos truncas el camino!

Despreciamos la ambrosía de la vida verdadera

para contemplar esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va…

La juventud es una niña que va a navegar

en el mar de la vida, con alguna tempestad.

Dulce niña que quieres navegar,

afronta tu destino, no dudes en avanzar,

gozando pronto de esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va…

¡Vengan hermanos! ¡Busquen la Verdad!

Somos gaviotas de paso por este mundo finito,

aprovechen el tiempo, busquen la Verdad,

el mundo se acaba, el sol llega a su ocaso,

sólo nos basta contemplar esta vida que se va.

 

Estamos de paso, siento que la vida se me va…

La vida es hermosa, la vida es pasajera,

busca la alegría, corre tras la paz,

construye mundos de justicia,

no vivas como un mísero soldado

destinado a contemplar esta vida que se va.

Comentarios3

  • kavanarudén

    Un gusto leerte.
    Hermoso poema. Hay que aprovechar el tiempo ya que la vida es una y fugaz. Eso es lo que me ha transmitido bellamente tu poema.
    Me permito darte la bienvenida a este portal.
    Espero continuar leyéndote.
    Un fuerte abrazo de sincera amistad.

    Kavi

    • Cefiro

      Hola Kavi. Saludos desde Ecuador. Agradezco mucho tu comentario. Este poema lo escribí inspirado en lo importante que es aprovechar la vida y cada momento de ella. Visitaré tu perfil para leer tus composiciones.

      Te envío un fuerte abrazo.

      Jorge (Céfiro)

      • kavanarudén

        Gracias amigo.
        Siempre serás bienvenido en mi rinconcito poético.
        Mis puertas siempre estarán abiertas para ti amigo.
        Te mando un fuerte abrazo y mil bendiciones.

        kavi

      • Ayelén

        Muy lindas son tus letras.
        Saluditos.
        Ayelén.

      • Cefiro

        Gracias.
        En honor de la belleza de nuestra existencia, les ofrezco este poema.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.