POETA SALVAJE

Miro II..

Miro tus ojos y veo tristeza de luna solitaria,

Tu corazón  se ve lastimado.

Palabras que matan,

Silencios eternos,

Tus ojos están tristes y mi corazón salvaje sabe el porque de tu silencio y de tu dolor.

 

Tu mirada dulce y tierna se ha vuelto melancólica y nostálgica.

Yo te observo desde lejos,

En silencio,

Quizás con aquella vieja esperanza de amor que una vez sentí.

Sin embargo ya paso el tiempo…

Yo ya te perdí.

 

¿Qué ha pasado bienamada?

¿Por qué tanta tristeza y tanto dolor?

Aun recuerdo tu mirada de sol radiante.

 

Mi corazón fue ciego al sentir lo que sentía,

Tus palabras  lo han herido,

Sin embargo,

Como un pétalo de rosa que se ha marchitado resucito  y volvió a florecer.

 

Tu mirada ya no es la misma,

Tus ojos reflejan mucho dolor,

Tu tristeza es de estrella lejana.

 

En este verso escrito como quise escribirlo tiene principio pero nunca tendrá final,

Ya que a través de los ojos de mis palabras observa,

Ve y siente que unos ojos extraños,

Ahora extraños lloran en silencio.

Mi corazón  y mis ojos que te ven que te observan desde lejos  te dicen adiós porque saben el por qué de tu dolor eterno el cual no se calmara nunca hasta que habrás los ojos  y por fin veas en mi lo que ninguna mujer se atrevió a ver…

Un amor grande puro e infinito el cual solo he sentido únicamente por ti y en la cual durante mis largas noches de soledad expresado y transmitiéndolo a través de mis ojos nace en mi la siguiente pregunta…

¿Tus bellos ojos tristes me podrán decir te quiero alguna vez?....

Pero esa respuesta…yo ya la se…

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tu gran poema amigo Poeta Salvaje
    Saludos de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.