Alberto Moll

Esperanza (soneto con estrambote)

 

¿Amaneció hoy tu mente de mudo gris teñida?

¿Ensombreció al espejo tu rostro macilento?

¿Tu corazón se abate y es su latido lento?

¿Anochece tu alma? ¿Sientes turbia tu vida?

 

Es la melancolía, la tristeza dormida

que a deshora despierta y emponzoña tu aliento.

Es la hora del suspiro y del llanto el momento.

Es que un negro peñasco te arrastra en su caída.

 

Pero tu mano aún puede agarrarse nervuda

a esos verdes arbustos ‒personas que te estiman‒

que fornidos jalonan tu existencial ladera

 

y que, siempre dispuestos a prestarte su ayuda,

permitirán de nuevo que tus pasos impriman

ascendentes tus huellas hacia Tu Primavera.

 

Y si volviera

el tenebroso espectro de la funesta danza,

empuña, no lo dudes, tu arma: ¡la Esperanza!

Comentarios4

  • Christian Vivar

    Me gustó mucho tu poema. ! Espero leerte más. Un abrazo.

    • Alberto Moll

      Muchas gracias por tu amable comentario.
      Aunque por circunstancias personales no puedo entrar a menudo por estas páginas, hoy también he leído un poema tuyo que me ha encantado.
      Abrazos.

    • El Hombre de la Rosa

      Muy grata la lectura de tu soneto estimado amigo Alberto
      Saludos de Críspulo

      • Alberto Moll

        Agradecido como siempre por tu amabilidad.
        Saludos cordiales.
        Alberto

      • Carmen Ubeda Ferrer

        Profundo y de mi agrado este soneto con estrambrote.
        Saluditos de
        Carmen.

        • Alberto Moll

          Me alegro y es un honor para mí que te haya gustado. Yo, sin embargo no me quedé del todo satisfecho con los dos tercetos, y es posible que algún día en que me sienta "inspirado" intente cambiarlos.
          De todas formas, muchas gracias.
          Saludos cordiales.

          • Carmen Ubeda Ferrer

            De todas formas, a mi, me parecen perfectos. Hasta el momento, yo, presente me siento incapaz de componer un soneto sencillito.
            Saluditos de
            Carmen.

          • santos castro checa

            Me satisface comtemplar tu profunda inspiraciòn, compañero Alberto.
            Un abrazo, amigo, te deseo mucha suerte.

            Rudavall

            • Alberto Moll

              Te agradezco sinceramente tus elogiosos comentarios.
              Por circunstancias personales no puedo entrar muy a menudo a leer todo lo que los compañeros publicáis. Pero, aunque sea de tarde en tarde, seguiremos "leyéndonos".
              Gracias y abrazos.
              Alberto

              • santos castro checa

                Nunca es tarde, amigo mio, la intención es sana, y valedera. Peor es el olvido...de un amigo...

                Rudavall



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.