Miguel Cruz

Las Nostalgicas fiestas Babilonicas

 

Nuestras espaldas sonaron, mirando hacia el norte y el sur hace rato. 
Llevo ya varios kilometros en este viaje, al que solamente me 
lleva ala incertidumbre un dia a dia. 
Cada aclaracion en esta individual ruta, se me oscurece mas 
y mas. 


Por momentos, en este viaje percibo señales de 
humo, que vienen del norte. 
Ese maldito arbitrariocajon gris, hace rato  
atras quedo. Persistio dia a dia durante un 


buen tiempo, el cual un instante en nuestras 
vidas se fue. Marcada fuego en lo 
mas profundod, estampada en la sangre quedo. 

Fue una larga fiesta, la cual nos 
tuvieron que despertar, de aquella conbinacion 
de ritmos caribeños. Bailamos a una intensidad 
inedita, nos apagaron la musica, prendieron las luces 


fue el fin de una era. La cual promete volver 
con mas entusiasmo. 
 como sea buscare el camino que 
me lleve a esos nostalgicos y magicos,

calores de espesos humos.

 

comenzo a nevar, y este camino se hace mas 
dificil  avanzar. 
Este sendero nada mas, en cofradia se puede hacer. Aunque 
la fiesta en el centro nunca falto, ala hora de la cena,

siempre estoy llegando.

 

pero aunque utopia ala
vuelta este, lo imposible hare por ver, 
al sol en su mejor cara, a media cerveza

caliente, en un cuarto de tarde de luna y

resacas de antologia.

    

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy buenos y bien rimados son tus versos amigo Miguel Cruz
    Saludos y amistad de Críspulo

    • Miguel Cruz

      Gracias como siempre, querido "Hombre de la Rosa".



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.