Noel Cruzamor

Tres porqués.

Déjame explicarte
Por qué te busco
Por qué te espero
Por qué te quiero

Había una vez un poeta,
Un poeta sin musa
Que escribía del dolor
Y con dolor escribía

El dolor un día descansó
Mientras sus labios
Se preguntaban
Cuál sería tu nombre,
Sus labios supieron 
Y no lo contaron 
Para que no escaparas 
Con el viento, 
Pero los dedos se deslizaron
Y tu nombre quedó entre las hojas
Que no se caen en otoño

Uno, dos,
tres meses pasaron
Y el poeta iluso 
se seguía enamorando

Una o dos,
Tres veces te perdió
Y el poeta iluso
Te sigue buscando

Te busca porque 
En tus ojos
Encontró el brillo
Que siempre buscó,
Un brillo más bien divino
Como una estrella señalando 
Un camino

Te quiere
Porque estás hecha 
De la materia
Que se hizo el alma
Porque llenas los espacios
Que no se llenan en una cama

Te espera
Porque en tus pequeños ojos
Y tez trigueña,
En tus mejillas iluminadas
Y tus hermosos hoyuelos,
En tu cabello terso 
Color negro azabache
Y en tu sonrisa bien formada 
Color bermellón,
Él encontró al amor de su vida,
De su muerte y de sus días.

  • Autor: Noel Cruzamor (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 21 de febrero de 2014 a las 00:50
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: AdelaVila.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.