el invierno

hector cesar

como un pajaro posado sobre un arbol

en la cruda mañana del invierno

y esperando su paso inutilmente

fue tan triste como el canto de un jilguero

que esperando para ver la primavera

y encontrar la compañera de sus vuelos

 

donde estabas posada en otro arbol

o tu vuelo se cruso con otro vuelo

 que llenaron de promesas tu tu plumaje

tan lejanos distantes de esos sueños

de aquel pobre pajaro con frio

que guardaba parati un calor inmenso

 

tantas veces tratando de olvidarte

fueron tantas las noches de ese invierno

como inutil es hoy todo el intento

de volver el tiempo atras de aquel invierno

 

otro invierno es el de hoy con tanto frio

pero el arbol ya no esta asi es el tiempo

solo dejan las huellas del pasado

en aquellos que viven de los sueños

 

cuando llega feliz la primavera

borra todas las heridas del invierno

viendo feliz bolar a los pichones

mientras otros viviremos de recuerdos.

Ver métrica de este poema
  • Autor: hector cesar (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 20 de febrero de 2014 a las 19:03
  • Comentario del autor sobre el poema: es solo un relato imajinario
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas: 64
  • Usuario favorito de este poema: Maria Hodunok..
Llevate gratis una Antología Poética y suscribite a Poemas del Alma ↓

Recibe el ebook en segundos 50 poemas de 50 poetas distintos Novedades semanales

Comentarios1

  • Maria Hodunok.

    Maravillosos tus versos, es una verdadera sorpresa para mi, compatriota y un grato honor poder leerte.
    Un consejo de aprendiz a aprendiz, pedí amistad a los compañeros, porque escribís demasiado bién como para pasar tan desapercibido.
    Un encanto haberte leido, poeta.

    CARIÑITOS ARGENTINOS.

    • hector cesar

      no puedo menos que agradecer su comentario solo trato de ser un decidor de sentimientos espontáneos .el amor se vive día a día no es amor si uno debe programarlo .,después la intensidad es momentánea existen días que fluye con mas ganas porque el animo también juega sus cartas., por eso tratemos de avivarlo día a día el no regarlo diariamente es lo mismo que de apoco irlo matando.

      le reiteró mi agradecimiento y desearía contarla como amiga

      • Maria Hodunok.

        Encantada con la amistad, poeta, un placer y un honor.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.