Antonio RV

Sirena varada

Fuí a la Habana para solearme

y me cantaste sobre la arena.

Sirena varada con la aleta rota,

aún sonrriente con vello semblante,

ofreces la flor por una camiseta,

pues te quemas fuera del agua;

Camiseta mojada del derrame.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.