Ludvaldo

SONETO A PENÉLOPE

De un héroe fuiste tú la heroica esposa

ejemplar y constante, fiel consorte

de quien del Helesponto siguió el norte

para en la dura guerra victoriosa


troyana batallar, magna y famosa,

mientras que tú, indefensa, allá en la corte

de Ítaca burlaste a la cohorte

de zafios pretendientes ingeniosa

 

con el ardid astuto de aquel velo

de continuo tejido y destejido

hasta que tornó al fin al patrio suelo,

tras viaje peligroso, tu marido,

recuperando el orden destruido

y acabando por fin tu largo duelo.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios1

  • rolf

    Letras cargadas de historia...

    • Ludvaldo

      Gracias, Rolf.
      Un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.