PETALOS DE NOCHE

Poema 13... Ángel Caído.*


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]





[...] bajo el sol, mis lágrimas se marchitan

... el carbón denso que llevo dentro
    hace más pesada la libertad del tiempo en la piel pegada a mis músculos catatónicos...,

... combustible es la agonía que hunde los vestigios de la lluvia en mis párpados...,

... dentro de las ojeras está contenido todo el universo sin sus luciérnagas

                                                                                                y
                                                                                         duele
                                                                                  volar
                                                                         pegado
                                                                        a
                                                                      la
                                                         oscuridad
                                                     ...,


Mirar la pared albina y pálida,
                                       enferma como esa mirada que tengo a veces

                     cuando me dejo caer por el movimiento de las calles vacías...,
        agrietada,
                     llena de fisuras está mi alma pegada en las ruinas

                                                                   de los recintos
                                                       que albergan recuerdos
                                                                       y memorias
                                                     de retinas desteñidas...,


... bajo el sol..., esta mi alma
                        palideciéndose
                        por la destrucción
                        y los vestigios
                        del tiempo...,

... combustible de éstas lágrimas que llevo dentro -consumiéndome-

... ya cuando la pared enferma agoniza en mis sueños 

... quemando eventos de la realidad
                                               en la caída desteñida de mi vuelo,


/duelen los sufijos perfectamente,
donde mi mente es tan imperfecta
ante los prefijos de la perfección...



... Sí solamente estuviera fijado el dolor en el claustro de huesos
    no estaría alimentando a las bestias fuera de mis entrañas
    que cautivan la felicidad en estatuas ancladas al paraíso
    embelleciendo la orden de los ángeles con sus máscaras enfrascadas
    sobre ese delirio tan íntimo llamado "Amor" 


... Sí tan sólo abriera mis ojos..., sin verme cayendo[...]

... Sin ser la alegoría de un ángel caído


... Sin ser un cuerpo fermentado en la huella trisada de lamentos...,


...Sin ser cadáver mañana...,
                                      en las muertes pasajeras y enfermas

 
                donde el "sol" lo vive muriendo el príncipe sin su cielo

                                  sobre las legiones virulentas de la noche
       amasando todas las luces, en la densa combustión emocional,
       donde las pocas chispas caen esculpiéndose en las sombras
                                                                       en cenizas..., muertas y perdidas,
                                                                                                             está
                                                                                                mi pérdida
                                                                                   buscando
                                                                        el origen
                                                         de mi caída... 



La noche sé hizo para dejar libres a los muertos...,

La noche se desintegra en mis ojos vaporizados por el detalle "quebrado"

La noche en el lenguaje interno que muchas veces enfermó con la realidad quebrada,

La enfermedad pálida que ennegrece moribunda en los pétalos marchitos...



[Quizás aún no he nacido- Quizás aún no he muerto]
Vida, vida! por qué me has entregado a la soledad de las sombras.
                                                                                                            de noche...-
                    frente a la tumba de dos alas en cenizas-




               Vivo incendiándome,

vivo palideciendo emociones

                    -cenizas de la vida

-sé dice vivir en esas sonrisas
que tantas veces se fugan en el tiempo-

tú con tu cuerpo de helio
estallando en mi pecho...,

quién tenga el combustible
para terminar con mi agonía?

ternura de mirar las manos vacías
                           y escribir un poema,
      de la nada
una lágrima
se fermenta
en la mirada pálida y en ruinas...

Comentario de Autor. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.