Ludvaldo

SONETO A DAFNE

Hermosa ninfa ayer, hogaño planta,

antaño carne, huesos, sangre y piel,

hoy leña, savia y hojas de laurel,

ahora y siempre la Fama triste canta  

 

tu desgracia que apena y aun espanta,

causada, invicta Dafne, por aquel

que ilumina del orbe el redondel

con su fogosa lumbre rubia y santa.  

 

Venció tu honestidad a su torpeza,

de sátiros mas propia que de Apolo,

al precio de mutar tu gran belleza  

 

-sin parangón del uno al otro polo-

en la rugosa y áspera corteza

que mece y besa casto el leve Eolo.  

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • Manuel Taveras

    bello , saludo ludvaldo

    • Ludvaldo

      Gracias.

    • rolf

      Sublime.

      • Ludvaldo

        Me abruma.
        Gracias.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.