Jasidh

Sed de ti

Para que tú me escuches

mis palabras a veces

se hacen mudas,

así sobre la tierra he visto tu cuerpo en horas profundas.

 

 

En ti los ríos corren

y mi alma en ellos va

como tú lo desees y hacia donde quieras.

 

 

Es en ti la ilusión de cada día,

inclinado en las tardes

me arrojo en tus ojos oceánicos .

 

 

Eres tú el más bello atardecer de mi mundo,

bésame, mátame, incéndiame,

que yo vengo a la tierra

solo por tus ojos de infinita hembra.

 

 

Ebria sed de ti en las noches hambrientas;

ah mariposa mía, recíbeme como la vela al viento

mientras yo te recibo como la tierra al sol

porque tú eres todo lo que tengo

desde que perdí mi tristeza. 

 

Jasidh Chávez/Autor/Derechos de autor




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.