JOSEBERNA100

DEJAME

 

 

 

Hazme feliz

con la gracia de tu sonrisa,

quiero contemplar

tu imagen de mona Lisa.

Déjame susurrarte

esta dulce canción

para juntar semillas de cariño

en tus laberintos de ilusión.

¡Te quiero, hermosa ave soñadora!

Porque me iluminas

como la fresca aurora.

Cúbreme de besos

en esta noche de plenilunio,

abrázame con fuerza

para que olvide mi infortunio.

Deseo empalagarme

con tus besos de miel.

Mátame, pero muy lento,

con la tersura de tu piel.

Eres tan explosivamente ardiente,

al ofuscar y enloquecer

con tus encantos a mi mente.

Con la delicia

de tus muslos de diosa,

entrégame tu cuerpo,

capullito de rosa,

déjame cubrirte

con toda mi pasión

aunque muera en el acto

de un paro al corazón.

Quiero consumirme

completo desde luego

en este delicado paréntesis de fuego…

Ahora la oscuridad

acompaña mi sueño,

el cielo se enternece

porque soy tu dueño…

Deja que me agite

en primorosa danza,

gocemos juntos

mientras el amanecer nos alcanza.

 

 

 

José Bernardo Romero Núñez

         BERNA

Comentarios1

  • Dulcinea del Toboso

    Bueno mejor disfrutas de tu amor y por favor no te mueras de un ataque al corazón para que nos sigas deleitando con tus bellos poemas.
    Saluditos

    • JOSEBERNA100

      TE HARÉ MUCHO CASO DULCINEA, SEGUIRÉ ESCRIBIENDO PARA QUE LEAS CON ILUSIÓN, GRACIAS.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.