carlosurri

Al abrigo de un silencio.

¿Cuál es la diferencia entre la espada y la rosa?

Ambas dejan cicatriz, latente en las noches

No sabes cuál es cuál hasta que pruebas su dolor

La mitad de la belleza está en el misterio.

Son extensiones de nuestro brazo

Del instrumento que usamos para secarnos el sudor

Lágrimas lamiendo mi cama

Las gotas de la cicatriz.

Quiero darme libertad, todos los caminos pueden ayudar

Todos los labios pueden cooperar

Pero no quiero que cooperen todos si no cooperan los tuyos

No quiero terremotos si no los causas

¿De qué sirve el bullicio, la poesía

La muerte de sonrisas, el vapor de los ojos

Cartas no enviadas, un piano que espera silencioso

La tinta que anhela ser bien usada

Que tú, como musa, desciendas al cuaderno,

Si al final aún serás espada y rosa?

De las experiencias ajenas también se aprende

No me arriesgo a darme una lección yo mismo.

Todo por orgullo, todo por tu clara aparición en mis recónditos deseos.

Al abrigo de un silencio estás, a la sombra de mis versos.

Eres más espada que rosa. La diferencia eres tú.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.