sergio-piscis

pequeños pasos

como mentirte, esas curvas niegan a todos

despliega simpatia, cuando tus piernas caminan,

desnuda ante mi cama, empieza el juego sin palabras,

entre serenatadas me vas calentando, tus gritos sos puros,

que linda aventura decidiste tomar, te gusta jugar,

mucho mas sabiendo que tu novio, no me llega a mi afan

dos copas fueron gustadas con placer, dulce y amarga traicion

teniendo a mi escaso tu piel, quien fue el pintor?

que me detallo tu regalo, que esta noche voy disfrutando,

miedos y cuestiones solo quedaron en aquel hotel,

sabiendo que un regalo podria llegar,

como adan y eva, la fruta prohibida,

contigo se prueba



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.