Oscar Perez

La canción del deseo

La canción del deseo

 

Mi cuerpo en tu cocina, mi bragueta,

mi corazón mordiéndote los labios,

mi sangre dentro tuyo, mis ideas

quemándose en tu piel mientras te llamo.

Deseo, dónde vienes, mi deseo,

de dónde esta potencia de tus actos,

y el beso que imagino mientras duermo

y el sexo que soñé mientras trabajo.

Los días pasan siempre como días,

las noches dejan húmedo mi cuarto,

y el sol no es otra cosa que un encuentro

de mi piel y tu piel, labios abajo.

A veces no comprendo mi destino,

pero gozo este placer de no evitarlo,

de saber que por las calles hay un cuerpo

que como el mío busca su agasajo,

hallarlo es mi deber, es mi locura,

amarlo es mi dolor, es mi epitafio,

me muero por un roce con tu piel,

revivo en un abrazo con tu orgasmo,

qué noche no amanece dentro tuyo,

qué aurora no nos presta sus caballos,

sus bridas de color oro encendido,

su marcha delirante entre tus manos,

oh, bocas que se besan donde hay bocas

y donde bocas no hay, pero hay relámpagos

y ciénagas y abismos y volcanes

y formas sin pudor que yo he besado.

Deseo, también tú todo me besas,

ven pronto, que otra vez estoy sangrando,

libérame de sal, de semen, de alma,

revienta junto a mí en un puerto claro.

Deseo, pleno mar, yo te deseo,

caracola, responde a mi llamado,

entonces nada más seremos libres,

entonces ya ni tristes ni ganado,

libérame de tanta sombra oscura,

condúceme al fulgor que hemos ganado,

nacimos por felices, y nacemos

cada vez que en tu lid hemos triunfado,

yo no te pido más, fama no quiero

ni toda la fortuna del castrado,

sólo tu flor, tu flor y todo enero,

para sembrar mi piel de enamorado,

ni eterno quiero ser, soy primavera,

deseo, yo soy sol y tú el sembrado,

qué frutos más hermosos gozaremos,

te espero, que arde un bosque en mi costado,

el surco de las vidas nos reúne,

ya tuyo soy y tú de quien te ha amado,

vayamos ya de nuevo al laberinto,

de fuego un hilo cargo, a ti va atado,

desátalo otra vez, no hay más asunto,

deseo, te deseo, y aquí vamos.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

17 02 14

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Un grato placer pasar por tus bellas letras amigo Óscar Perez
    Saludos de amistad de CrÏspulo

    • Oscar Perez

      Un abrazo a la distancia y cordial como siempre, amigo mio.-



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.