Ramirez Adrian

Crecer es para tontos

Ay amor... 
no te me apresures
déjame ser un niño
con calma y sin problemas
déjame ser un río
con su flujo y con sus piedras.

Ay amor...
déjame ser;
un hermoso arbusto de frondosos retoños
de colores rojos y muy llenos de vida
déjame ser una brisa cálida
o una luz perpetua
déjame ser una rosa
que florezca 
para no marchitarme en un adulto.

Permíteme éste sueño
no me lo arrebates
déjame ser un mar sin cielo
para no reflejar el Sol y la noche
y así no recordar 
que me estoy poniendo viejo.

Déjame ser un niño
crecer es para tontos
no quiero dejar mis juguetes
por ocho horas sentado en una silla
ni quiero dejar las golosinas
por un cigarro y unas cuantas drogas.

No quiero vivir de engaños
ni de quehaceres en la casa
no quiero cambiar a mi mascota
por un par de periódicos y una taza de café
no quiero volverme un adulto
de ésos que deambulan sin gracia
de ésos que se olvidaron de ser niños.

Pero...
hay un problema, amor;
y es que a cada trazo
a cada palabra
a cada suspiro que voy dejando
se le va marchitando su voluntad
por ejemplo:
tú te me vuelves un viejo poema
mientras yo me vuelvo un viejo que te leo.

Comentarios5

  • Damian Santarossa

    Que bueno que esta! Esta genial, muy bueno! Saludos

    • Ramirez Adrian

      Muchas gracias por leerme, un saludo para ti también.

    • el poeta del abismo

      Psicodelica la lectura su magnifico poema, gran metamorfosis en sus palabras de principio a final
      Me alegro leer este poema
      Saludos de amistad

      • Ramirez Adrian

        Muchas gracias por leerme amigo, un saludo para ti también.

      • El Hombre de la Rosa

        Muy grata la lectura de tu genial poema amigo Ramirez
        Saludos de Críspulo

        • Ramirez Adrian

          Muchas gracias por leerme señor Críspulo, un saludo para ti también.

        • Dulcinea del Toboso

          Bello poema Adrían, ideas bien hilvanadas de principio a fin que he disfrutado muchísimo.
          Saluditos

          • Ramirez Adrian

            Gracias Sra. Dulcinea, es un placer que me hayas leído. Un saludo para ti también.

          • adriana dellanira

            lindo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.