Leandro Rodríguez Linárez

Intitulado CCXIV



 

Mis manos te recorrieron y aún no han regresado ¡no han vuelto! y me encuentro aquí sin manos. Pero también se quedó mi boca en el recorrido de la tuya, y me encuentro aquí sin manos, sin boca. Ya vivía sin corazón, corazón impropio, desertor de mi pecho, te pertenecía desde el primer latido de mi temprano barro, pero no me dijo nada, y aquí estoy… sin manos, sin boca, sin corazón. Me siento donde se sientan los que esperan las sombras del día y la claridad de la noche, en un mundo totalmente innecesario.

 

LRL

 

17-2-14   

Comentarios2

  • el poeta del abismo

    Gran fabula en su poema magnifico
    Muy conmovido y transportadora la lectura de sus lineas
    Saludos de amistad

    • Leandro Rodríguez Linárez

      Gracias Poeta del Abismo, es un honor el que te hayan gustado mis líneas. Saludos!

    • El Hombre de la Rosa

      Muy grata la lectura de tu genial prosa de amor amigo Leandro
      Saludos de Críspulo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.