Eric Lenin Camejo Ocaña

Amor a Dios

 

 

Es el amor que por Dios Padre, yo siento

Amor fuerte, que  se queda, amor sin celos

(Y en esto soy verídico, no miento)

Que desde que  al mundo Él me envió, desde los cielos

Anido en mí, cuando me dio vida su aliento.

 

Amor inextinguible, nunca visto

Acompañado debe ir, del agradecimiento

(Debemos ser agradecidos…  yo insisto)

Por siempre, en todo lugar, en todo momento

Pues nos dio Dios Padre un salvador: a Jesucristo.

 

Nos dio también la tierra, con todo y firmamento

Y por ello mi amor a Él jamás decrece

(Ni siendo pecador en algún momento)

Pues he pecado en mi vida no pocas veces

Más me he congraciado con El, pues me arrepiento.

 

Es reciproco  el amor, que mi alma le profesa,

Pues El nos ama con amor que es infinito

(Aun seamos del trigo la maleza)

Es su amor sin principio ni fin, amor bendito

Amor que llena, de los pies a la cabeza.

 

Y no dudes del amor que le tengo al Padre mío

Amor que nadie obliga, sale del corazón

(Aunque a veces ese órgano sea impío)

Pues El me dio un regalo: mi propia dirección

Al proporcionarme para siempre el albedrio.

 

Le amo a todas horas, ya sea  de noche o sea de día

Pues Él ha puesto a mi alcance la salvación

(Demostrando que le importa el alma mía)

En su hijo amado, que nos abriga en su perdón

Y en escrituras, que yo tengo como guía.

 

A Dios eterno se le ama con todo el corazón

¿Se puede acaso amar a  Dios de otro modo?

(Tendría que estar mal de la razón)

Recuerda que ese Dios nos  ha dado todo

Y ama a sus hijos  sin ninguna condición.

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Maravillosas letras ensambladas en tus divinas palabras amigo Eric Lenin Camejo Ocaña
    Un abrazo de amistad y de afecto de Críspulo

    • Eric Lenin Camejo Ocaña

      Agradezco enormemente tus palabras... así como tu amistad... fuerte abrazo!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.