Gustavo Martinez Deschamps

GRACIAS



cada noche y cada día por tenerte,

comprenderme y soportarme…

¡CADA SUEÑO!

gracias, cada tragedia mitigada en tus cobijas,

y en este mar de sangre aurora...

¡SOPORTAR!

mis penas naufragas del dolor,

de tu renacer en mil y tantas veces fuerte fénix,

que su corazón chamara y en su beso el mundo traga.

 

 

gracias, por tesoro en tanto ardor, por el llanto en redención,

por no marchitar la rosa… en mi afán tras las espinas,

¡EL FERVOR!

Aunque a tu cielo lanzo heridas,

Y derramo venenos de vidas sombrías,

¡LA LLAVE!

los regaños tras esquinas,

 y los jalones de orejas en la calle.

 

por tomar cada culata de arrebatados robles en mi lluvia acida,

y soportar cada vereda que a tu vista, más la mía se hace gorda,

¡DISERNIMIENTO!

tras mis torres de hormigón y mis capiteles ceras,

¡GRACIAS!

por no ser un testaferro a mi moneda.

¡EL AMOR!

 

“Gracias vida por mi madre y a mi madre por ser mi maestra” (Randy Acosta)

 



Comentarios3

  • Raúl Daniel

    El amor más puro que podemos tener en la tierra, el de la madre..
    Qué hermoso poema!
    Un abrazo
    R_D

    • Gustavo Martinez Deschamps

      Por que la madre es dios ante los ojos de un hijo... Gracias amigo Raul, es un placer inmenso tenerte de lector nuevamente.

    • El Hombre de la Rosa

      Maravillosas letras ensambladas en tus divinas palabras amigo Gustavo Martinez Deschamps
      Un abrazo de amistad y de afecto de Críspulo

      • Gustavo Martinez Deschamps

        muchísimas gracias amigo lector y poeta... pero maravillosa e mi madre cada día que ha de permitirme trazar tales letras

      • cristhianfonseca

        erda primo la botaste con este poema



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.