PETALOS DE NOCHE

Cansado...* [Pensé en ti Alejandra, o quizás no pienso, sino que, siento]


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]









-Corazón vacío, fuegos artificiales de mariposas-

...mañana los latidos en cenizas

colores que lloverán el cielo
sangrará hoy el universo...,

las estrellas se suicidarán
fugaz la mirada se quebrará...,

una lágrima helada
se fundirá en un dolor puntiagudo
evaporándose en astillas del alma...,

el interior arderá culpas...

/No me gusta este calor/
se siente tan frío mendigar en soledad,
el silencio es el juicio de los caídos,
ya no hablas, mis oídos escuchan tu vacío/ 


... coagulación opaca de los sentimientos-

un recinto húmedo y extenso...,

y los demonios jugando a ser duendes
escondiendo maliciosamente el corazón...,

en un "nunca jamás" de huesos
la extremidad del huevo...,

un paso a la vida
como una puerta a la muerte;
la oscuridad en la ventana...,
el alma encerrada...,
mirando las estrellas fugaces
perforando la ilusión del pecho...,


... y el amor jugando a ser hada
cuidando la inocencia de la esperanza...,

dices y sientes luz...,
es el umbral al abrir tus ojos...,
dices no cumplo deseos...,
solamente te cuido y protejo...,

cierra tu mirada cuando sientas la confianza de soñar...,

mis polvos borrarán las esquirlas hirientes de tu rostro...,

allí donde la oscuridad ha tatuado tus párpados
denigrando el insomnio de padecer la grave enfermedad
de no cerrar la extensión del alma...,

necesitas soñar..., necesitas amar..., 
necesitas volar...,

confía..., confía en no caer -de nuevo-
cállate!!!
cállate consciencia mía,

callad como las luciérnagas encerradas en mi boca...,

digo esperanza, ilusión y magia...,

se claudica un pensamiento en mi mano...,

y de los dedos brota la tinta
para terminar con la vida útil del tintero...,

sangre..., sangre de mis versos...,
sangre..., sangre de mis sueños...,

te amo, te quiero, me muero...

-despierto, amanezco muerto-

/el universo yace pegado en tu músculo electro-mecánico/


Tu corazón pone la electricidad en el cadáver,

nace una estrella, nace
para soñar la vida en la mecánica de un latido. 


 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.