alexis hernandez

LUCIÉRNAGA

 

       ME  ALUMBRARÁS CUANDO ME VAYA,

       LUCIÉRNAGA INMACULADA,

       OIRÁS, MIS PLEGARIAS,

       CUANDO LLEGUE LA HORA DE MI PARTIDA.

 

       ERES LA LUZ QUE NECESITA MI ALMA,

       JAMÁS IMAGINE, TENERTE JUNTO A MÍ,

       ESPERARÉ TU LUZ HASTA MI FINAL,

       Y VOLVERÉ A RENACER GRACIAS A TI.

 

      POR QUE TÚ ERAS LA SEÑALADA,

      LA QUE NECESITABA, LA QUE ESPERABA,

      LA FLOR DE MI OSCURO DESIERTO,

      LA QUE ME SALVÓ DEL DESTIERRO.

 

      ME ATARÉ DE TUS ALAS,

      PARA QUE EL DÍA DE MI MUERTE,

      NO SIENTA DOLOR ALGUNO

      Y NINGÚN MAL PENSAMIENTO.

 

      YO QUE ESTABA EN EL LIMBO,

      TÚ FUISTE REFUGIO Y CARIÑO,

      Y ME ENSEÑASTE EL OPTIMISMO,

      SER FELIZ CON UNO MISMO.

 

 

 

 

Comentarios2

  • Fay Gwillyon

    Ayyyy!!! que belleza de letras, linda Luciérnaga que te inspira y motiva tan lindos versos.
    Y es que la Luz de tu musa arrebuja tus tiernos latidos.
    Te felicito.

  • El Hombre de la Rosa

    Una gratificante satisfación leer atentamente tus hermosas letras amigo Alexis Hernandez...
    Un saludo de amistad de tu amigo Críspulo...
    Feliz domingo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.