Tinta de Sangre

Significas

Quiero nada decirte,

que mis manos recorran tu cuerpo,

que mis dedos te sepan a besos

y hadas, que mis sentidos te

persigan cuando tú vueles,

que mis labios te llenen

y mi corazón

sea todo, y dártelo,

para que tus ojos se acerquen a mí

lo más posible,

para que precipitada en mí, me tengas,

y el amor sea esperarte,

y encontrarte,

y recibirte.

 

Quiero contigo,

mis brazos son inmensos como el viento que abraza,

quiero cruzar los anhelos,

quiero gemidos largos y cortar las

últimas cadenas que me aten,

quiero alzarme en las alturas sujeto de tu cabello,

quiero sueños como el mar

y caricias como puertos.

 

Ámame,

quiero ser contigo el ocaso que despunta,

el alma en mis pasos,

mi propio silencio que crece como una

unidad entre tú y yo. Hay algo que se repite,

que toca todo el tiempo, que me rodea,

como una palabra vuelta noche

sujeta a las paredes,

que te piensa con esa sed que suele un viejo espejo,

que es de pronto mi pecho,

un definitivo beso arraigado en el corazón.

 

Significas, te considero,

en mis hombros comienzas desde siempre,

eres esa debilidad natural de mis ansias,

sin límites, sin edades acumuladas,

te extiendes como la luna,

creas como un desierto,

tu voz, tu poesía vuela por mis cielos erizados,

en medio del otoño vives,

eres cenicienta y ríos de agua.

 

Lo que tengo es vivir ahora y otras veces perseguir,

tocar tu rostro,

no preguntar tu nombre,

no dejarte en mitad sino perdirte que te quedes,

con tus ojos aún vestidos de sueños.

 

Yo vivo en un barrio en donde la lluvia a menudo golpea,

y las palabras se llenan solas de balcones,

y el sol y la luna son grandes voces,

y todo palpita, y mis pies y mis manos

se llenan de calles, dime,

¿entonces o para siempre?,

¿preparo café o preparo mi vida?,

 

¡quiero nada decirte,

simplemente en esta hora te recuerdo!

 

T de S

MRGC

Namaste



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.