alexandermessi

Sus manos

 

Tocaron mis manos

Sus manos morenas

Y tuve miedo.

 

Miedo de amarlas

Sin mentirles,

Sin retraimiento,

Sin timidez.

 

Olían tan bien

A ese aroma de afecto y ternura

Que el antaño esconde.

 

Y también se sentían demasiado bien,

Mis manos amasaron nubes,

Pero llovieron nervios

Y me avergoncé.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.