Genevieve_Moon

He amado...



A veces arremete la erupción en la memoria,
y un Gladiolo multicolor, esquematiza la evocación.
De tu tacto, tu color, (cardumen en mi piel)
Deseo puro escapando en las ventanas de mi ser.
Ese sueño, cuentìstico que no para, (Proyecto dormido)
Dorondón perenne bañando mis sentidos.
Y entonces me digo,¡¡ Que no importa más nada!!
Que la vida sigue y que nunca para, ni por ti, ni por mí,
ni por la inopia impresa en cada pliego del futuro
que día a día se encara, con frugal esperanza,
con osadía o confianza, que importa cómo se encara.
Se enfrenta y no hay mas nada.
Que me asaltan los recuerdos y soy barcaza,
en el bajío apático de mi morada.
Y ¡¡Que!! La antífrasis de ''ya no amo'', es más noble que no haber amado.
La paradoja de ''he perdido'' siendo realista, pidiendo lo imposible,
es benigna en mi regazo; lleva perfume de momentos,
armonías de recuerdos, velos de grandeza, 
anáfora de amores, dulce vicio de los amantes.
Regalo de los valientes, que un día amaron.
¡Que la llama del amor hiere!
¡¡Que importa!! Si rompe el espejo que traslada
el ayer de lo que fue, al hoy de lo que acaba,
Le teme el cierzo gris que se cierne en el alma,
de aquel que tiernamente aun no ama.
Tal vez el amor sea el destino, 
para el que todos hemos venido. 
Sea un valle o un vergel, ¡¡qué importa!!
Vivirlo es ganancia, sin importar el por qué…
Genevieve Moon...


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.