ELISALDE

AMOR AJENO

Te tuve en mis brazos una noche 
bebiendo de tus labios con amor 
el amor que me ofrecías, 
y yo te tome para que seas mía   
sabiendo que tu corazón ajeno 
de mis manos me lo arrancarían 
………..al fin y al cabo no eras mía.

 

Hoy solo me queda el perfume de tu cuerpo 
Impregnado en el mí 
y lo que me tiene como aquella noche 
a mi corazón a mil por hora.

 

Mi corazón te esperará toda la vida 
para ofrecer su vida a ese tu amor con dueño 
y así no me lleve la sombra de la muerte, 
sino entre sus alas aquella paloma, 
que una noche en mis brazos se quedo dormida.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tus geniales letras de amor amigo Elisalde
    Saludos de afecto y amistad
    Críspulo el Hombre de la Rosa

  • Poeta del Silencio

    la pasión que emergen de tus versos es excepcional.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.