Agoizanteamanecer

Rimas y versos

Tembloroso,

escucho los cantos de miles de prosas

que quedaron encerradas en el desvarió;

algunas ríen, pues creen

que existen mejores que ellas

y que sirvieron de inspiración

para una gran poesía;

otras lloran, pues les hubiera

gustado que el mundo las conociera

y quizás encontrarles alguna belleza;

mientras aquellas muchas otras

ni se inmutan

pues saben que siempre serán

lo que nacieron para ser:

odas acerca de musas místicas

que embellecieron el corazón

de algún pobre y triste trovador....

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la lectura de tus geniales letras amigo Gerar
    Saludos de afecto y amistad
    Críspulo el Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.