Dreos

Divagando

No lo sé, tampoco quiero saber.

La luna desapareció y ya no me importa.

Supongo que el sol iluminará el día,

y por las noches me volveré uno con la oscuridad.

 

Camino perdido, sin rumbo, tampoco es que haya uno.

¿El brillo de mi mirada? Se fue con la sonrisa de mi rostro.

¿La vida es injusta? No lo creo, sólo sé que es una puta barata.

Ayer abracé a la muerte y le dije que me llevara; se negó.

 

Mi corazón está destrozado. Qué idiota, cierto que no tengo uno.

Creí en la gente, otorgué confianza y lo único que recibí fueron puñaladas.

Sigo siendo un completo ingenuo al creer que los sueños, se convierten en realidad.

Mi maldita botella de vodka se acaba, mientras vomito todos mis sentimientos.

 

No lo sé, tampoco quiero saber.

Perdí todo lo que me hacía feliz pero, ya no importa.

Hoy dormiré en el suelo para recordar que nunca tuve nada.

Abrazaré a mi maldita botella de vodka y cerraré mis ojos; para siempre.  

Comentarios2

  • bambam

    Salud, amigo Dreos
    poco vodka , nada más pata entonar
    bambam

    • Dreos

      Salud! Y gracias por comentar, saludos.

    • El Hombre de la Rosa

      Gruesas palabras en tu genial poema amigo Dreos
      Saludos y amistad

      • Dreos

        Muchas gracias por comentario, maestro. Saludos y amistad.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.