Miguel Cruz

Hielos on the Rocks y Piel naranja

Hielos on the rocks

 

Sol en esplendor monopolizado, dia y encanto nocturno.

Esto ya no suena igual, el baile en plena ruinas, se pronuncia

con  sed de incertitumbre de sus distiorcionadas visiones,

no da  tiempo a pensar, todo es una carrera en la cual

el reloj explota ante demasiada intensidad.

 

ellas son otras, de tan prolongada que es su gira,

se han olvidado el corazon por ahi, despues lo

buscaran y lamentaran, pero mientras

tanto marcan el ritmo desrritiendo a ellos como un

un hielo on the rocks.

 

     PIEL NARANJA

 

Silencios seguidos de bajas luces, testitigos

de innumerables caricias sobre la suave piel

de terciopelo. caliente reposando en una sudada

cama de bronce, que pasa a un dorado reflejo

de su anaranjada escultura planchada como la

      

mar de madrugada. Guerrera de mil batallas

su reposo habla por si mismo, en un descanso

de angel, tras haber batallado en su exquisito

infierno.

 

Destapada su desnuda figura naranja, dando

su espalda al techo al convertirlo en un privilegiado testigo,

del cual priva alas estrellas.

   

De volcanicas generosidades hacia ellos, perdedores urbanos

agradecidos eternos, asu anaranjada contencion de

hacer realidad las utopicas e efimera fantasia

de  poco olvidable perfume de placer. 

 

 

 

 

Comentarios2

  • Paco Jose Gonzalez

    Brillante.

    • Miguel Cruz

      muchas gracias!!

    • El Hombre de la Rosa

      Muy hermosa y grata ha sido la lectura de tus letras amigo Miguel
      Saludos de sincera amistad
      Críspulo el Hombre de la Rosa

      • Miguel Cruz

        como siempre estimado, muchismas gracias.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.